NOVEDADES ADECUACIÓN FUNCIONAL DE VIVIENDAS
25 octubre, 2017
EL CONSEJO DE MINISTROS APRUEBA EL NUEVO PLAN ESTATAL DE VIVIENDA 2018-2021.
9 marzo, 2018
Mostrar todo

PLAN MUNICIPAL DE VIVIENDA Y SUELO DE SAN FERNANDO

PLAN MUNICIPAL DE VIVIENDA Y SUELO DE SAN FERNANDO

El sistema de Planes Municipales de Vivienda y Suelo, se ideó a fin de que los municipios andaluces diésemos una respuesta completa y eficaz al contenido del Artículo 1 de la Ley 1/2010 de 8 de marzo, Reguladora del Derecho a la Vivienda en Andalucía, en relación al derecho constitucional y estatutario a una vivienda digna y adecuada del que son titulares las personas físicas con vecindad administrativa en la Comunidad Autónoma de Andalucía en las condiciones establecidas en dicha ley. A la vez, se pretende dar respuesta a través de dicho documento a la regulación del artículo 13 del mismo cuerpo legal, que establece que “Los ayuntamientos elaborarán y aprobarán sus correspondientes planes municipales de vivienda y suelo. La elaboración y aprobación de estos planes se realizará de forma coordinada con el planeamiento urbanístico general, manteniendo la necesaria coherencia con lo establecido en el Plan Andaluz de Vivienda y Suelo”.

En base a dichos presupuestos, San Fernando fue uno de los poquísimos municipios que cumplió con la obligación de aprobar un P.M.V. en tiempo y forma con aprobación de la Consejería competente de la Junta de Andalucía.

El Plan prevé su propia actualización, pero hoy dicha actualización no puede ser ya un simple documento en el que se analice el grado de cumplimiento del aprobado en su día, sino mucho más que eso.

Según la normativa vigente, básicamente el Plan de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía, el Plan Municipal de Vivienda debe estar constituido básicamente por dos bloques fundamentales: Información y diagnóstico y programa de actuación, estructurados de la siguiente forma:

Antecedentes

1. Marco Legislativo.

2. Objeto y Estructura.

3. Contenido.

4. Documento de información y diagnóstico.

    4.1. Análisis de la población y demanda residencial.

        4.1.1. Análisis demográfico: Proyecciones de población y hogares.

        4.1.2. Análisis de las necesidades actuales de vivienda.

   4.2. Análisis del Parque de Viviendas del municipio, oferta y mercado de vivienda.

        4.2.1. Aspectos a analizar de las características físicas del parque de viviendas y detección de situaciones de infravivienda.

        4.2.2. Características del régimen de tenencia, titularidad y uso de las viviendas: detección de situaciones anómalas de uso.

        4.2.3. Viviendas deshabitadas.

        4.2.4. Vivienda pública.

        4.2.5. Oferta y mercado de vivienda.

    4.3. Análisis de la incidencia del planeamiento territorial y urbanístico en el sector residencial.

    4.4. Descripción de los recursos e instrumentos municipales al servicio de las políticas de vivienda.

5. Definición de objetivos y estrategias.

     5.1. Objetivos.

     5.2. Estrategias.

         5.2.1. Acceso a la vivienda.

         5.2.2. Uso, conservación, mantenimiento, rehabilitación y adecuación del parque residencial.

         5.2.3. Información y asistencia a la ciudadanía.

6. Programa de actuación.

      6.1. Memoria.

          6.1.1 Memoria Justificativa.

          A.- Vivienda.

              A1.- Acceso y uso eficiente del parque residencial existente.

              A2.- Promoción de vivienda/Alojamiento.

              A3.- Suelo.

          B.- Rehabilitación.        

               B1.- Actuaciones para la eliminación de la infravivienda.

               B2.- Rehabilitación, conservación y mejora del parque residencial.

               B3.- Mejora de la ciudad existente.

          6.1.2. Índice

          6.1.3. Ficha.

      6.2. Vigencia y revisión del PMVS.

      6.3. Evaluación económico financiera del Plan.

      6.4. Gestión y evaluación del PMVS.

         6.4.1 Indicadores de gestión.

         6.4.2 Indicadores de resultado o impacto.

7. Plan de participación ciudadana.

Los técnicos de la empresa vienen trabajando durante todo este tiempo en realizar un estudio exhaustivo de información y diagnóstico. Se han obtenido datos de toda índole de cuantos archivos son competentes en cada materia. Se pretende tener un análisis pormenorizado de la estructura urbana y de la situación del patrimonio residencial de la ciudad finca por finca.

En todo caso, se está realizando un estudio de situación y a la vista del mismo, de los datos obtenidos mediante los análisis anteriores, habrá que fijar la Estrategia Municipal para poder elaborar el Programa de Actuación, dirigido principalmente a unos objetivos fundamentales que pueden ser elegidos entre los siguientes u otros que se añadieran:

  • Hacer efectivo el acceso a una vivienda digna.

  • Determinación de la demanda de vivienda.

  • Eliminar situaciones de ocupación anómalas (deshabitadas).

  • Erradicar los asentamientos chabolistas.

  • Facilitar el cambio o permuta según necesidades.

  • Proponer viviendas en alquiler.

  • Impulsar las medidas suficientes para la rehabilitación, conservación…

  • Determinar las necesidades de suelo para completar la demanda.

Por último y una vez tratados todos los puntos anteriores y a consecuencia de lo previsto en los objetivos y estrategias prefijados, se debe realizar el Programa de Actuación que deberá fijar de manera detallada la programación y la evaluación económica de las actuaciones derivadas del análisis anterior, así como la descripción de la financiación que posibilite económicamente las actuaciones programadas.

Pero toda esta actuación debe estar fomentada como indica el art. 11 de la Ley Reguladora del Derecho a la Vivienda por la participación y la colaboración de las asociaciones profesionales, vecinales, de consumidores y de demandantes de vivienda protegida.


Según las bases establecidas por la propia Consejería, el objeto del P
lan de Participación Ciudadana es fomentar técnicas de participación en el ámbito de las decisiones en materia de vivienda y rehabilitación con el propósito de que: o los ciudadanos las hagan suyas e identifiquen como propias las propuestas del plan, o el plan atienda las problemáticas esenciales para la población o los ciudadanos se comprometan a colaborar en su desarrollo.

Se desarrollaría en tres fases:

1.- La fase previa a la redacción del Plan. Información y primera aproximación diagnóstica relacionada con el parque de viviendas del municipio, con el análisis socio-demográfico y análisis de la demanda de vivienda.

2.- La fase de definición de objetivos y estrategias y en la elaboración del programa de actuación.

3.- La fase de gestión, seguimiento y evaluación del PMVS.

Se procederá a la identificación de los problemas y necesidades y a la elección de las soluciones a llevar a cabo con los sujetos o actores sociales destinatarios de estas. Desde el inicio, se transmitirá a la ciudadanía las intenciones municipales respecto al PMVS a través de las vías de difusión más adecuadas y un lenguaje accesible, para dotar de mayor eficacia operativa a los espacios de participación (grupos motores, mesas de trabajo, talleres específicos sobre temas sensibles, etc.).


Se fomentará la inscripción de las personas necesitadas de vivienda en el Registro Público Municipal de Demandantes de Vivienda Protegida, como una de las vías para expresar a la Administración dichas necesidades respecto a la vivienda.

El proceso de información, comunicación y participación ha de procurar la generación de canales de información en ambos sentidos: del ayuntamiento a la ciudadanía y de la ciudadanía al ayuntamiento, para que los ciudadanos sientan reconocidas sus demandas. En este proceso es tan importante el consenso en lo acordado, como la identificación de las verdaderas necesidades de vivienda y los conflictos que subyacen detrás de cada situación, sin excluir por tanto actores, temas o soluciones.


El periodo de exposición pública, previo a la aprobación del Plan, es el momento de matizar con la opinión de la ciudadanía las propuestas presentadas por las personas implicadas en la formulación del mismo, ampliando la participación con grupos cualificados en temas específicos para la definición de las propuestas definitivas. Este proceso conlleva el diseño de herramientas adecuadas (sesiones colectivas de devolución, informes, talleres temáticos, taller de futuro, mesa de planos, exposición interactiva, taller de programación, etc …

La mejor forma de iniciar el trabajo y hacer partícipe a la ciudadanía de las decisiones municipales es darle voz a la hora de tomar las decisiones iniciales, motivo por el que se ha puesto en marcha una encuesta con la que puedan en todo caso comunicar sus necesidades y preferencias respecto a la vivienda.   Participa

El pleno municipal del mes de enero de 2018, aprobó el encargo de los trabajos a ESISA, y el Consejo de Administración de esta aceptó el encargo el pasado día 26 de febrero de 2018, aunque los trabajos se iniciaron mucho tiempo antes de estos actos. Los trabajos son de gran envergadura, es necesario seguir un procedimiento de participación ciudadana y está recién publicado el Plan Estatal, que hace necesaria una actualización del Plan Andaluz, que, por lógica, afectará al Plan Municipal de Vivienda y Suelo.